miércoles, 20 de febrero de 2019

Por primera vez una sentencia dicta de falso autónomo a un repartidor de Glovo.

Un juzgado de Madrid ha dictado en una sentencia conocida el miércoles pasado que un repartidor de Globo es un falso autónomo y que existe una relación laboral con la empresa.






La decisión trata sobre un despido y añade aún más confusión y polémica a la situación de estos trabajadores. La sentencia obligaría a la empresa a readmitir al trabajador el cual fue despedido tras participar en una huelga, considerando que el hecho de poder rechazar pedidos  no es causa suficiente para considerar al repartidor como empleado autónomo. Por lo tanto, se calificaría así la relación como laboral extendiéndose a las mismas normas del trabajo asalariado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario