lunes, 13 de marzo de 2017

LOS RUNNERS Y EL TRABAJO

No podemos negar que correr está de moda. Quizás es por lo barato que resulta –unas buenas zapatillas–, porque se puede hacer en cualquier momento, o por la popularidad que tienen actualmente las carreras. Sea cual sea la razón, lo cierto es que cada vez corre más gente, pero,  ¿podemos correr aun cuando tenemos un trabajo que nos quita mucho tiempo?

En líneas generales se recomiendan al menos 30 minutos de actividad física diaria para notar beneficios saludables. Buscar un momento para recargar las pilas haciendo un ejercicio que se disfrute es esencial, y ayuda a afrontar con energía los retos del día a día, y también del trabajo.

Saliendo a correr, consigues ver las cosas más claras, puedes pensar en lo que tienes que hacer durante el día, y es una excelente forma de tomar decisiones. De alguna manera, aclara la mente, elimina distracciones y ayuda a ver las cosas mejor.

Es difícil compaginar la vida diaria con el running, pero os recuerdo que es un ejercicio saludable y que puede ayudar a mejorar el bienestar físico y mental, sin la necesidad de invertir mucho tiempo y esfuerzo después o antes del trabajo.