lunes, 19 de diciembre de 2016

SORTEO DE NAVIDAD Y HACIENDA

Todo el mundo ya debe tener en su poder uno, cinco o veinte décimos para la lotería de Navidad y es que en estas fechas la ilusión recorre las esquinas del país, aunque sepamos que no nos tocara el gordo al completo. Quedan atrás los años en que Hacienda no se lleva nada por los premios y es que desde 2013, las ganancias obtenidas por sorteos están gravadas con un 20%, aunque estarán exentas los premios cuyo importe sea igual o inferior a 2.500 euros.

El jugador con un premio de importe igual o inferior a 2.500 euros por décimo podrá cobrarlos en cualquier Administración de Loterías y Apuestas del Estado sin ningún tipo de trámite y sin que Hacienda le quite parte de lo ganado.

En cambio, los premios superiores a 2.500 euros deberán cobrarse en cualquier sucursal de las entidades financieras colaboradoras. La entidad pagadora le retendrá automáticamente el 20% perteneciente a Hacienda en el momento de efectuar el pago y lo liquidará a la Agencia Tributaria en nombre del ganador.

Si eres uno de los afortunados ¡FELICIDADES!, aquí tienes algunas cifras que debes conocer:
  • Si eres uno de los afortunados con el Gordo, que premia con 400.000 euros cada décimo, la cuantía tras impuestos se quedará en unos 320.500 euros (79.500€ van para Hacienda).
  • En el caso del segundo premio serían un total de 125.000 euros por décimo de los cuales 100.500 son para ti y 24.500 para las arcas públicas.
  • Para el tercer premio, que reparte 50.000 euros por décimo, la cantidad que retendrá Hacienda será de 9.500 euros, con lo que la cifra que te quedaría limpia sería de 40.500 euros.
¿Hay plazo para cobrar el premio? El plazo máximo de pago caduca a los 3 meses.

Seguro que tienes algún décimo compartido y si tenéis la suerte de que resulte premiado con más de 2.500€ recuerda que se repartirá en función de la cuota que corresponda y se aplica el 20% de retención al premio.

En el caso de las participaciones, el encargado de la asociación u organización que compró el número será quien cobre el premio (con el impuesto ya pagado), y lo repartirá entre los participantes.