miércoles, 10 de agosto de 2016

TRABAJAR DESDE CASA

Trabajar desde casa conlleva muchas ventajas, aunque también sus inconvenientes, como prolongar la jornada laboral a muchas horas diarias los siete días de la semana, tener problemas de concentración o no saber dividir adecuadamente los espacios profesionales y de ocio.

Te presentamos 4 claves para ser más productivo trabajando desde casa

Crea una buena zona de trabajo: Si trabajas como freelance, necesitarás habilitar un espacio físico para mejorar tu productividad. Una silla cómoda y apta para una buena postura corporal, un escritorio amplio y un buen ordenador, son claves básicas para trabajar a gusto. Evita todo lo posible el desorden y apuesta por una buena conexión a Internet, ya que una velocidad baja puede perjudicar tu ritmo laboral.

No te dividas y céntrate: La obsesión por la multitarea se convierte en la pesadilla de la productividad, descendiendo está en un 40%. El primer consejo respecto a la concentración es silenciar el Smartphone y darle la vuelta para evitar ver las luces que anuncian las notificaciones. Gestiona el correo electrónico de la mejor forma posible, ya que es mejor que solamente filtres los importantes y no pierdas minutos y minutos leyendo publicidad o emails sin importancia.

Animo y creatividad: Si trabajas desde casa debes generar un ambiente propicio para tu comodidad. La música es un elemento eficaz que, además, neutraliza los ruidos exteriores.  No olvides salir a la calle a dar un paseo con tu perro, tomarte algo con tus amigos o comprate algún capricho, así reducirás el estrés y te motivaras diariamente.

Relájate y descansa: Estar ocho o diez horas delante del escritorio sin movimiento no puede ser bueno para un trabajador productivo y eficiente. Baja a prepararte un bocadillo o un café, cotillea algún perfil de Facebook o ve algún capítulo de tu serie favorita. Piensa en los momentos muertos que no aprovechas y que, por sentimiento de culpa o parálisis, pasas simplemente mirando el techo o rallando un papel sucio. El tiempo es oro, y sacarle el máximo partido está en tu mano.