lunes, 25 de mayo de 2015

VENTA ONLINE DE PRODUCTOS DIRECTAMENTE DESDE CHINA O PAÍS FUERA UE

Su empresa va a vender productos que se fabrican fuera de la UE. ¿Sabe que si aplica el “dropshipping” puede obtener importantes ahorros?
“Dropshipping”. Cada vez hay más distribuidores que utilizan la fórmula del “dropshipping”, por la que acuerdan con el fabricante de los productos (normalmente situado en países asiáticos) que sea él quien los envíe directamente a sus clientes. Apunte. Dicha operativa, que también se utiliza en las ventas por Internet, ahorra al distribuidor el coste de mantener un stock de productos a la espera de ser vendidos.
IVA. Pues bien, si su empresa utiliza esta fórmula para distribuir en España productos fabricados fuera de la UE, además de disfrutar de las ventajas indicadas, también simplificará sus obligaciones en el IVA: 
  • Si su empresa depositase las mercancías en un almacén en España y después las hiciese llegar a los clientes, debería asumir el IVA a la importación y después repercutir dicho impuesto en sus ventas.
  • Si las mercancías van directamente a sus clientes, en cambio, serán ellos los importadores y los responsables de satisfacer los aranceles y el IVA a la importación. En este caso su empresa no deberá repercutir dicho impuesto: se entenderá que está vendiendo desde fuera de España y, por tanto, sus ventas no estarán sujetas.
Ahorro. Al no tener que liquidar IVA a la importación, también obtendrá un ahorro financiero (no tendrá que pagarlo y esperar a deducírselo unas semanas más tarde, en la declaración mensual o trimestral). Apunte. Por ejemplo: 
  • Si a principios de abril su empresa adquiere 500.000 euros en productos procedentes de China, en dicho mes deberá ingresar 105.000 euros de IVA, impuesto que no se podrá deducir hasta julio (en la declaración del segundo trimestre). Para un tipo de interés del 7%, esto supone un coste financiero de 1.812 euros.
  • Sin embargo, si aplica la fórmula del “dropshipping” no soportará dicho coste, dado que el IVA a la importación irá a cargo de sus clientes.
En estos casos, su empresa evitará asumir el coste del IVA a la importación y después tener que esperar para deducírselo, con el ahorro financiero que esto supone.