martes, 28 de julio de 2015

¿SI ME DESPLAZO EN TAXI ES DEDUCIBLE EL GASTO E IVA?

Si van en taxi, ¡dedúzcase el IVA!


Algunos de sus trabajadores utilizan el taxi para desplazarse. Pues bien, no haga como muchas empresas y dedúzcase el IVA de ese servicio.
Habitual. Su empresa cuenta con varios empleados que se desplazan regularmente en taxi. Ello le supone un gasto de 5.500 euros al año, de los cuales 500 euros corresponden a IVA (5.000 + 10%). Apunte. Sin embargo, usted contabiliza los 5.500 euros como coste, sin desglosar ni deducir el IVA, ya que el único justificante del que dispone es el recibo facilitado por el taxista a sus empleados. 
Deducible. Pues bien, sepa que si su empresa cumple con los dos siguientes requisitos, podrá deducirse el IVA: 

  • El servicio debe estar relacionado con su actividad económica, de forma que sea un gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades .Apunte. Esto se cumplirá si sus empleados utilizan el taxi para visitar a clientes o proveedores, o para desplazarse al aeropuerto antes de iniciar un viaje de negocios, por ejemplo.
  • Deberá disponer de una factura a su nombre, con su NIF y domicilio. Apunte. Además, deberá constar el tipo de IVA aplicado (un 10%), la cuota de IVA repercutida, la fecha de expedición y la identificación de los servicios (el servicio de taxi).
Cautelas. Si sus empleados solicitan la factura al taxista, puede que éste sólo entregue un recibo que no cumpla con los requisitos indicados. Evite ese riesgo (ya que no podrá deducirse el IVA) y contrate los servicios de taxi a través de una compañía que emita una factura mensual a nombre de su empresa (la mayoría ofrecen este servicio). ¡Atención! Para no tener problemas con Hacienda, pida que en la factura conste la hora en la que se ha producido el servicio y la ruta contratada (para acreditar que se trata de un desplazamiento laboral). 
Otros servicios. Actúe de esta misma forma en otros servicios en los que no se suele solicitar factura (desplazamientos en tren o en avión, servicios recibidos de hoteles y restaurantes...). Apunte. Si dichos servicios están relacionados con la actividad, el IVA soportado por ellos será deducible, siempre que disponga de factura completa. 

Solicite a la compañía del taxi que emita facturas mensuales a nombre de su empresa y dedúzcase el 10% de IVA del servicio.