viernes, 28 de noviembre de 2014

¿DEBE PROHIBIRSE EL USO DEL MÓVIL DE EMPRESA FUERA DE HORARIO LABORAL?

Disponible fuera de la oficina. La entrega por parte de las empresas terminales móviles como los smartphones y su uso fuera de las oficinas constituye una tendencia en aumento a nivel global en Europa. Una corriente, a la que España se suma con especial fuerza ya que en los dos últimos años se ha producido un aumento del 60% en el número de compañías que proporcionan smartphones a sus empleados. El estudio señala que dos de cada tres trabajadores que ya cuentan con uno de estos terminales corporativos, proporcionados por su compañía como herramienta de trabajo, los utilizan para atender llamadas fuera de su empresa «logrando que los empleados se hagan hacen más accesibles a los clientes y proveedores», según señala el consultor Erlandsson.

Debate en Francia. La total accesibilidad a los empleados y la capacidad de que estos se encuentren disponibles para sus tareas fuera de su jornada laboral con requerimientos para responder llamadas de trabajo y escribir mails es un aspecto que todavía no ha saltado a la primera plana de los debates laborales en España. Por el contrario, en Francia se trata de un tema ya debatido a fondo. En abril de 2014, los dos principales sindicatos del país galo, llegaron a un acuerdo en el que establecieron la posibilidad de limitar la respuesta a llamadas o mails fuera del horario de oficina al considerarlo una «intromisión» en la privacidad de los trabajadores.

Sin regular en España. La decisión del país vecino en estas materia, y sobre la que no existe legislación específica en España, es contrario a la visión de Erlandsson que señala como «aunque hay una gama de distintos dispositivos en las empresas, los smartphones tienen una ventaja competitiva por su acceso instantáneo a los datos y peticiones».