miércoles, 22 de octubre de 2014

ESPAÑA, EN EL TOP 10 MUNDIAL COMO FUENTE DE SPAM

El correo basura es una de las principales pegas de usar una dirección de e-mail y registrarla en cualquier servicio online en Internet. La recepción de miles de mensajes publicitarios o fraudulentos puede entrañar serios riesgos para la seguridad de nuestro sistema informático. Un estudio ha demostrado que una parte parte de esos correos tienen su origen dentro de nuestras fronteras ya que España es una de las “potencias” en cuanto al envío de spam. 
Aunque Estados Unidos, Rusia y Ucrania son los principales territorios generadores de spam,nuestro país está situado en la octava posición de este ranking de dudoso honor. Cada vez es más común utilizar esta clase de mensajes como nido para esconder malware o virus con los que infectar nuestro ordenador. Aunque los clientes de correo electrónico suelen utilizar herramientas para filtrar la mayor parte de estos mensajes, siempre existe una pequeña porción de los mismos que pueden saltarse dicho bloqueo y suponer una amenaza para los usuarios.

El pasado año comenzó el programa New gTLD de registro de nuevos dominios de nivel superior. La aparición de estos nuevos dominios como el work  que solían ser utilizados exclusivamente para mensajes relacionados con ofertas de trabajo o información el ámbito laboral ha provocado que los ciberdelincuentes tengan nuevas puertas para intentar atacar nuestro ordenador. Así ocurre también con los dominios science o los colores pink, red o blackque también se usan para alojar sitios de contactos.

Nuevos dominios, nuevo spam

Muchos de los mensajes recibidos de estos dominios traen consigo un archivo adjunto que camuflan virus y programas escritos en idiomas de procesamiento de datos como tablas o gráficos. Desde Kaspersky Lab aseguran que la propagación de esta clase de virus se debe a que son de fácil creación y que en muchas ocasiones los usuarios no son conscientes del peligro de utilizar estos archivos cuando provienen de una fuente no conocida. Cuando en el correo llega un ejecutable, se suele desconfiar, pero si el origen es un dominio científico o de trabajo y llega en un archivo que relacionamos con la ofimática, se puede plantear el cebo perfecto.
Aunque el tráfico de spam ha bajado en el primer trimestre del año, España sigue siendo una de las principales fuentes de este correo basura, con un 2,92% del total en el mundo, lo que le sitúa en el puesto 8 del ranking total de países, justo por encima de otros territorios como India, Brasil, Italia o Francia. Entre los programas maliciosos más descargados ha destacado el troyano Trojan-Banker.Win32.ChePro.ink, que ha subido desde la sexta plaza tras el último análisis realizado.