miércoles, 12 de febrero de 2014

EL ACOSO LABORAL HA CRECIDO UN 40%

El acoso laboral ha crecido en España un 40% desde el inicio de la crisis, según ha explicado el profesor de la Universidad de Alcalá Iñaki Piñuel, considerado uno de los principales expertos en acoso laboral en España.
Piñuel ha disertado en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Barcelona UAB en el marco de la jornada «Acoso moral y calidad en el trabajo. Enlazando teoría y práctica», en la que ha descrito el acoso laboral y ha alertado del crecimiento de los casos de acoso psicológico en los puestos de trabajo.
El profesor ha asegurado que el acoso psicológico en el trabajo está caracterizado como una acción «continuada y deliberada» y no es una cuestión subjetiva que se produce en la mente de la víctima, sino algo «registable y cuantificable» .
Según ha explicado, las víctimas «ven minada su resistencia psicológica después de largos periodos de maltrato. Son objeto de aislamiento por parte de otros trabajadores y no sufren acoso por lo que hacen, sino por lo que son».
Piñuel ha aclarado que el acosador «escoge a la víctima al considerar que representa una amenaza para él» y por eso no se trata de «trabajadores mediocres, sino todo lo contrario». Ha enfatizado, en este sentido, que hay casos frecuentes en los que las víctimas son «mujeres brillantes en entornos masculinos».
Para el psicólogo, a pesar de las mejoras de los mecanismos legales contra el acoso «la judicialización no es una solución».
El experto ha informado de que «ni siquiera uno de cada mil casos llega a la vía legal, de los cuales más de la mitad no llegan a una vista» porque se produce un acuerdo antes, y «los que llegan a ser juzgados la mayoría son desestimados».
Según Piñuel, la única manera eficaz de luchar contra el acoso es la prevención, tarea que pasa por dar visibilidad a los casos y por el papel solidario de los compañeros de las víctimas.
El experto ha hecho también una reflexión sobre la incidencia negativa del contexto actual en el fenómeno del acoso psicológico ya que, según ha dicho, «la crisis aporta miedo añadido a los trabajadores, lo que hace que las víctimas se sometan más fácilmente».
Al mismo tiempo, según el profesor de la Universidad de Alcalá, «ha aumentado la impunidad de los acosadores». El experto también ha alertado del auge de lo que él ha denominado «psicópatas organizacionales», es decir, dirigentes fríos e implacables que son «muy eficaces en situaciones de recortes como las que se viven a menudo en las instituciones y empresas hoy en día».
Para Piñuel, las formas extremas neoliberales «nos llevan a una feudalización de los entornos laborales» y ha defendido la formación y la divulgación como herramientas para evitar que la gente «deje en el colgador, junto con su chaqueta, sus derechos fundamentales cuando entra en el lugar de trabajo».