miércoles, 28 de noviembre de 2012

AGENCIAS DE COLOCACIÓN

El ministerio de Empleo destinará el próximo año 31 millones de euros a la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, integrada por las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos UGT, CCOO y CIG; y 20 millones al “fomento de las agencias privadas de colocación”, entre ellas, las empresas de trabajo temporal (ETT).

Las transferencias corrientes y de capital a la Fundación Tripartita representan un recorte del 1,9% respecto a los Presupuestos Generales del Estado de 2012. Por su parte, la aportación a las ETT es pionera en los presupuestos del Estado.

Fundación Tripartita
Las funciones de este ente son colaborar con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) “en la mejora de la calidad de la formación profesional para el empleo”, “participar en foros” y apoyar al SEPE “en sus actividades de gestión de las iniciativas de formación”.
No obstante, esta no es la única financiación que reciben sindicatos y patronal. Aunque sus subvenciones directas se recortarán un 20% en 2013 respecto a este año, también suelen recibir apoyo financiero a través de otros programas de empleo.
Según el BOE, CCOO recibió por representatividad en las actividades de carácter sindical 6,3 millones en 2011; UGT, 6,1 millones; y el resto de sindicatos recibieron medio millón de euros o menos.
A esta financiación se sumó también la participación en órganos de consultivos del Ministerio de Trabajo e Inmigración y la Seguridad Social, que aportaron 2,3 millones a la patronal CEOE; 1,2 millones a UGT y 1,1 millones a CCOO.
Además, estas organizaciones reciben otras subvenciones por actuaciones concretas. Por ejemplo, en 2011, el Gobierno autorizó el traspaso de 67 millones a tres fundaciones vinculadas a CEOE, CCOO y UGT para otros planes de formación de trabajadores ocupados.
Otro caso de ese mismo año. Las federaciones agroalimentarias de CCOO y UGT recibieron 60.588 y 88.968 euros, respectivamente, para “visita a los alojamientos y elaboración de informes” sobre inmigrantes trabajadores de temporada.
En cualquier caso, la inversión en políticas activas de empleo sufrirá un duro ‘hachazo’ el próximo año. Las transferencias corrientes para “fomento de la inserción y estabilidad laboral”, repartidas entre comunidades autónomas, entidades locales, empresas privadas, fundaciones e instituciones sin ánimo de lucro, se verán reducidas de 5.662 a 3.671 millones de euros, un 35% menos.
20 millones para las agencias de colocación
El Gobierno también destinará 20 millones de euros a las agencias de colocación, entre ellas, las empresas de trabajo temporal (ETT) que colaborarán el próximo año con el SEPE.
La reforma laboral de José Luis Rodríguez Zapatero abrió la puerta a las ETT para que pudieran ofrecer “servicios de carácter público”. Esta medida fue reforzada por la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy. Sin embargo, la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal, (Agett) advierte de que “aún no se ha firmado ningún acuerdo de colaboración con el SEPE”.
Los convenios de colaboración contemplarán tres fases: “Ampliar la empleabilidad y formación del grupo de parados objetivo; ayudarles a diferenciar las puertas que tienen abiertas de las cerradas; y asentar al trabajador en un contrato estable”, según explicó el portavoz de Agett, Lorenzo Rivarés.
Las 300 ETT que hay en España gestionan un 15% de los contratos temporales firmados, cuatro veces más que el SEPE, asegura Agett. No obstante, su actividad ha caído un 50% desde 2007, un 8% respecto al pasado año.
La asociación, formada por Adecco, Eulen, Randstad y Unique, espera firmar los acuerdos de colaboración en el primer trimestre de 2013. “No es firmar y ayudar al empleado, los resultados tardan cuatro o cinco meses. Si no se hace antes la medida no funcionará hasta finales del año que viene”, advierte Rivarés.
Tijeretazos en Empleo
Las previsiones del Gobierno auguran una tasa de paro del 24,6% de la población activa este año y del 24,3% el próximo. Sin embargo, ya en el tercer trimestre se superó el 25% de desempleo, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Empleo prevé gastar 25.898 millones de euros entre las prestaciones y cuotas a la Seguridad Social de los parados en 2013. Un 5,4% menos que este año y menos de lo que se pagará en intereses a los mercados por la deuda.