miércoles, 22 de agosto de 2012

MODIFICACIONES DEL GOBIERNO

Rajoy sube el IVA al 21%, quita la paga de Navidad a funcionarios y recorta el desempleo


Funcionarios, impuestos, prestaciones de desempleo, deducción por vivienda: El segundo paquete de recortes del Gobierno de Mariano Rajoy cumplió el guion previsto, con un duro plan de ajustes que pasa por la subida del IVA, el recorte de prestaciones de desempleo y la eliminación de la paga de Navidad para los empleados públicos. Así lo dijo en el Congreso de los Diputados, en un pleno extraordinario donde el presidente también rindió cuentas sobre el rescate a la banca española y el acuerdo cerrado con el Eurogrupo.
Tras ofrecer unas negras previsiones económicas y desgranar los diversos pactos con Bruselas, Rajoy anunció que este mismo viernes el Gobierno subirá el tipo general del IVA tres puntos, hasta el 21%, el tipo reducido dos puntos (del 8% al 10%) y mantendrá el tipo superreducido, el de los productos de primera necesidad, en el 4%. A cambio, bajará las cotizaciones un punto en 2013 y otro adicional en 2014, al tiempo que eliminará la desgravación por vivienda a partir de 2013.
En cuanto a la función pública, Rajoy avanzó que el Gobierno suspenderá la segunda paga extraordinaria de los empleados públicos y altos cargos tanto de la administración central como local y autonómica, al tiempo que reducirá los moscosos -tal y como anunció El Confidencial-, ajustará el número de liberados sindicales a lo estrictamente dispuesto en la ley; equiparará las condiciones de incapacidad temporal de los funcionarios a las del resto de trabajadores y se facilitará la movilidad de los empleados públicos. Rajoy se comprometió en el caso de los empleados públicos que esta suspensión sea compensada, a partir de 2015, con la correspondiente aportación en forma de fondo de pensiones.
Por otro lado, el presidente avanzó que se reducirá en un 30% el número de concejales y que se mejorará el control de las cuentas públicas en el ámbito local. Otra de las novedades será la homogeneización y publicación de las retribuciones que tienen los alcaldes y concejales y, para ello, la ley de presupuestos fijará cada año los baremos en función de las características del municipio.
También en el paquete de recortes, los partidos políticos recibirán un 20% menos de subvenciones y habrá otro tijeretazo de 600 millones en los ministerios. Sin embargo, no ha aportado más detalles de cómo se repartirá esta nueva rebaja de presupuesto.
Menos prestaciones por el paro
Con respecto a la prestación de desempleo, la cuantía de las prestaciones por desempleo se reducirá a partir del sexto mes para los nuevos perceptores, al reducirse del 60% al 50% la base reguladora con la que se calculan estas prestaciones. El objetivo, dijo, es “animar la búsqueda activa de trabajo” de los nuevos receptores del paro. Sin embargo, la medida no afectara a los que ya reciben esta prestación. Además, se mantienen las prestaciones mínimas.
Por otro lado, Rajoy avanzó que llevará al Pacto de Toledo un nuevo proyecto de ley sobre el sistema de pensiones para acelerar la aplicación del factor de sostenibilidad y abordar la jubilación anticipada.
En total, el Gobierno estima que el paquete de recortes ascenderá a 65.000 millones de euros, entre ingresos y gastos, hasta finales de 2014, cuando el déficit público debería situarse en el 2,8%.
Continuará la recesión
Por otra parte, el presidente mostró este miércoles una perspectiva para la economía más negativa para 2013 que lo que señalan las previsiones oficiales, dado que “todo apunta que la situación recesiva continuará, pero más cerca del 0 %”, frente al crecimiento previsto del 0,2 % del PIB. Rajoy recalcó que “en la situación actual hoy en España crecer y crear empleo no es posible, atravesamos la segunda recesión más grave de nuestra historia, con un decrecimiento de la actividad económica cercana al 2 %”, ha recordado.
La fiscalidad energética también será modificada. Según avanzó Rajoy que habrá un nuevo esquema para repartir entre los “diferentes sectores implicados” la solución “definitiva” al déficit de tarifa eléctrica, que ya supera los 25.000 millones de euros. Sin embargo, no ha detallado cómo se materializará dichos cambios. Entre los agentes del sector se baraja la posibilidad de que se imponga una nueva tasa a la generación de electricidad sobre todos los modos de producción (renovable, nuclear, hidráulica, ciclos combinados, etc…) o que los carburantes sean gravados con el denominado “céntimo verde” para que el sector petrolero contribuya a financiar las energías renovables.