jueves, 24 de mayo de 2012

PYMES Y AUTONOMOS

Muy poco (o nada) ha gustado a varios colectivos de autónomos la decisión del Gobierno de suprimir la línea ICO-Directo para pymes y autónomos- Las primeras en protestar por esta medida han sido la Unión de Profesional y Trabajadores Autónomos (UPTA) y la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae), que aseguran que, de este modo, el Gobierno “deja en la cuneta a pymes y autónomos”.
Según UPTA, esta línea ya nació “con todos los defectos propios de la anterior y además con problemas de gestión añadidos. Por una parte, los mismos criterios de riesgo se mantuvieron indiscriminadamente, cuando no se acrecentaron, y además desapareció el contacto directo ente los solicitantes y los analistas de las operaciones”.

“Esto se debía a los escasos medios existentes en el ICO, con lo que los más pequeños empresarios y trabajadores autónomos nunca han llegado a conocer las verdaderas causas finales por la que sus solicitudes han sido denegadas”. De hecho, “sólo un 20% de los solicitantes han conseguido pasar las difíciles trabas para que su solicitud fuera aceptada a trámite”.
Con la mitad de lo que se destina a publicidad se financiaría una red de mediadores”
Para Sebastián Reyna, secretario general del colectivo, “tan sólo con la mitad de los gastos que anualmente destina el ICO a publicidad se podría haber financiado una red de mediadores que hubiera sido mucho más eficaz por su cercanía a los trabajadores autónomos”. “Se trata de superar los errores de gestión, no de castigar al colectivo, frustrando una vez más sus aspiraciones financieras”, asegura.
En cualquier caso, desde UPTA se muestra convencidos de que “la solución no es la anulación de una línea financiera que al menos ha concedido en este periodo una cantidad cercana a los 500 millones de euros y ha beneficiado a varias decenas de miles de autónomos que no hubieran conseguido financiación de otra forma, sino modificar sustancialmente su gestión”.
“Ahora es precisamente cuando el ICO debería hacer un esfuerzo”
Desde Uatae también han criticado duramente esta decisión: “Precisamente cuando se ha tenido que habilitar un plan especial de pago a proveedores por el impago generalizado de las administraciones, el ICO debería hacer un esfuerzo para soportar posibles los retrasos de los autónomos en el pago de sus créditos. No se puede ser excesivamente exigente para que paguen y excesivamente laxo para pagarles”.
La supresión de esta línea, sumada a la falta de crédito general, es una pésima noticia: “En la medida en que se ha cerrado el crédito a los autónomos y emprendedores por el mercado financiero, los autónomos necesitan como alternativa las líneas oficiales que parten del ICO, que suponen su única posibilidad”.